BODEGA VIÑA BISQUERTT

BODEGA VIÑA BISQUERTT

Bisquertt es una viña familiar fundada por Osvaldo Bisquertt Revecco y su señora Soledad Urrutia Parot, quienes en 1965 decidieron plantar sus primeros viñedos en el Fundo Rinconada de Peralillo en el Valle de Colchagua. En 1977 compran una vieja y deteriorada bodega en la localidad de Lihueimo y deciden fundar Viña Bisquertt Ltda. En 1980 comercializan sus primeros productos en Chile y en 1985 comienzan las exportaciones a USA, lograron así consolidar la viña familiar alcanzando un gran posicionamiento en el mercado vitivinícola durante la década de los 80.

En los 90 inician junto a sus hijos un ambicioso plan de expansión de viñedos y modernización de instalaciones plantando en el año 2000 los primeros viñedos en la zona de Marchigue. Lo anterior se ve reconocido el año 2002, obteniendo el premio el “Mejor Merlot del Mundo” en La Joya Merlot.

En 2007, Osvaldo Bisquertt y Soledad Urrutia deciden entregar el manejo de la viña a sus hijos, liderados por Sebastian Bisquertt quienes llevan a cabo un profundo plan de reorganización para concentrarse en la producción y comercialización de vinos Premium.

En 2010 fallece Osvaldo Bisquerrt y  en su memoria Viña Bisquertt decide  lanzar su vino icono: Tralca.

En 2014 La Joya Syrah 2014 es catalogada entre los 100 mejores vinos del mundo según la revista Wine Spectator.

Actualmente, Viña Bisquertt está presente en 30 países y se espera duplicar esa cobertura hacia el año 2020, consolidando así la marca Viña Bisquertt globalmente.


Proyecto Terroir

Identificar el tipo de suelo apropiado para el crecimiento de cada variedad es clave para lograr expresar el mejor potencial de cada cepa.
Es por eso que Viña Bisquertt fue pionera en realizar un estudio de suelo, el cual está orientado a buscar las mejores condiciones de terroir para producir Vinos Premium y Ultra Premium.

El proyecto nació El Chequén, Marchihue, el año 2008 donde se realizó una cartografía de la propiedad, haciendo análisis de los diferentes suelos permitiendo identificar diferentes áreas y así mejorando la gestión agrícola.

Se han encontrado a lo menos 10 sectores de suelos diferentes que en conjunto con la influencia costera nos otorgan vinos procedentes de uvas equilibradas, frescas con una acidez suave y persistente a tal manera de no intervenir los mostos y que el carácter de Marchigue pueda expresarse tal como es.

Nuestro agrónomo y equipo enólogico, consideraron estos resultados para definir nuevos lineamientos en técnicas locales de vinificación y viticultura.

Los mejores suelos, son aquellos que no presentan impedimento para la exploración de las raíces. De esta forma, los suelos profundos son ideales ya que las raíces se pueden mover por todo el perfil; como resultado obtenemos plantas equilibradas en crecimiento y vigor, cuyo desarrollo de raíces otorgan sostén y un crecimiento adecuado. Estas características nos permiten obtener vinos complejos de taninos bien estructurados, que influenciados por el sistema costero, logran ser frescos y frutosos.