BODEGAS AYUSO

BODEGAS AYUSO

Cuando en 1947 D. Fermín Ayuso Roig decidió fundar su propia bodega en Villarrobledo, emplazamiento idóneo por su clima y su tierra, iniciaba una tradición familiar en el cultivo de la vid y la elaboración de vinos que ha convertido a Bodegas Ayuso en referente de máxima calidad y seriedad en el mercado.

Ya en 1961 la bodega comenzó la comercialización de vino embotellado tras habilitar cavas con barricas de roble tipo bordelesa, que darían lugar a la primera nave de crianza de la región.
 
El Primer Reserva de La Mancha

Con la cosecha de 1965 se produce el lanzamiento de la marca Estola, buque insignia de la bodega y primer Reserva de La Mancha, que muy pronto llamaría la atención de crítica especializada y personalidades.
 
En las barricas de aquella época hay constancia de la visita a la bodega, en 1973, del Nuncio de su Santidad y la marca mereció protagonismo en el libro “La Rosa de Alejandría”, de Vázquez Montalbán.
 
Desde entonces un continuado proceso de mejoras técnicas y perfeccionamiento de las instalaciones han dado lugar a una empresa que, sin dejar el sello y el estilo de una tradición familiar, disfruta de una sólida reputación y ocupa posiciones de liderazgo en el mercado nacional e internacional.


Instalados en la modernidad
 
Desde el verano de 2015 nuestra nueva bodega ya ha puesto en marcha la primera fase de un ambicioso proyecto que culmina un gran esfuerzo de modernización e instalación de los procesos más avanzados.
 
En nuestro trabajo de cada día la parte esencial es la permanencia del vino en miles de barricas de roble que aportan la personalidad, aromas y sabor de los años de crianza, pero esta tradición se potencia y desarrolla con la innovación, con las nuevas tecnologías ya presentes en la nueva bodega construida sobre una superficie de 15.000 m2.
 
Nuestra nave de vinificación de 3.600 m2 dispone de depósitos con una capacidad de almacenamiento de 8 millones de litros y en 2017 alcanzaremos los 35 millones de litros.
 
Desde la recepción de las uvas, análisis y clasificación hasta los nuevos tanques autovaciantes y autolimpiables todo supone un avance que sin duda se traslada a la calidad de los vinos.
 
Fuentes de energía alternativa, robotización, reducción de consumo energético, entre otras ventajas, constituyen lo que probablemente puede considerarse la bodega más moderna de España.