CARACTERÍSTICAS DE LA UVA GARNACHA

CARACTERÍSTICAS DE LA UVA GARNACHA

En esta ocasión nos centraremos en la Garnacha, un tipo de uva muy utilizada a lo largo de los años que posee distintas variedades entre las que destacamos la garnacha blanca, tintorera y tinta. Nos encontramos ante una de las uvas más extendidas en el panorama español e internacional y cuyos vinos están siendo más apreciados en los últimos tiempos.

Con este tipo de uva, se pueden realizar vinos blancos, rosados, tintos, espumosos y dulces. A continuación, les contaremos algunas de las características más destacables de sus tres variedades y una breve historia acerca de su origen y ubicación geográfica de cultivo.

Características particulares de la Uva Garnacha

En primer lugar, es de destacar que se trata de una uva fundamentalmente española de media- temprana maduración que posee diferencias sustanciales entre sus variedades. Asimismo, se caracteriza por resistir a temperaturas extremas a pesar de ser sensible a las plagas y enfermedades, se adapta muy bien a suelos pobres y aguanta de forma adecuada el calor y las elevadas altitudes.

Se trata de una uva muy versátil gracias a su gran variedad (tinta, blanca, tintorera, etc.) y capacidad para realizar distintos tipos de vino (tintos, blancos, rosados, dulces, etc.) que se caracterizan por su buen cuerpo, por el uso de frutas y por su fuerte personalidad.
 
Garnacha Tinta

La garnacha tinta es una de las variedades más plantadas en la viticultura mundial que permite realizar tanto vinos tintos como rosados o dulces. Respecto a sus características podemos decir que es un tipo de uva que produce vinos aromáticos, de color poco intenso, con alto contenido alcohólico, cuerpo medio y buena acidez. Sin embargo, se caracteriza por su rápido envejecimiento y su sensibilidad a la oxidación.
 
Garnacha Blanca

La garnacha blanca es una variedad de uva blanca que procede de una mutación de la garnacha tinta y que se adapta mejor a climas cálidos y relativamente secos. Da lugar a vinos blancos aromáticos y afrutados con colores amarillos-dorados. Además destaca por su gran cuerpo, su moderada acidez y una elevada graduación alcohólica.
 
Garnacha Tintorera

La garnacha tintorera se llama así por su característica pulpa coloreada y por su intenso color púrpura brillante, superior al resto de variedades de uvas. Ésta da lugar a vinos de mucho color y extracto seco, destinados principalmente a mezclas. Además, se caracterizan por mantener la acidez, por su graduación moderada y por su aporte aromático frutal y floral.
 
Historia y ubicación de la garnacha

La Garnacha es una uva española que se ha convertido en una de las más cultivadas en la viticultura del país. Se trata de una cepa vigorosa originaria del este de España, de origen aragonés en su mayoría. La Corona de Aragón la expandió desde el siglo XII al XVII por Francia e Italia y, más tarde, se establecieron plantaciones por todo el mundo en zonas de Australia, California, Chile, África, Reino Unido, etc.

En España la Garnacha llegó a producirse en aproximadamente 120.000 hectáreas. Sin embargo, dicha cantidad se redujo a finales del siglo XX a unas 70.000 debido a un periodo en el que el vino procedente de este tipo de uva se caracterizaba por su rápida oxidación y por las malas condiciones de vinificación, llevando a asociar la garnacha a vinos de poca calidad.

Tras este declive, la Garnacha comenzó a recuperar poco a poco su prestigio por medio de una producción más selecta buscando ofrecer vinos equilibrados, afrutados y elegantes.

La garnacha tinta es originaria de Aragón y se considera como la tercera variedad tinta más plantada en España y la variedad mediterránea más cultivada en el mundo. En la actualidad se cultiva principalmente en las provincias de Zaragoza, Toledo, Navarra, La Rioja, Madrid y Tarragona.

La garnacha blanca (también conocida como grenache, grenache blanc, alicante blanca, sillina lanc, etc.) tiene origen español, con 25.000 hectáreas dedicadas a su cultivo. Se produce principalmente en zonas españolas mediterráneas, cerca de provincias como Tarragona, Zaragoza y Teruel.

Finalmente, la garnacha tintorera se cree que tiene origen francés (año 1800 aproximadamente) donde se la conoce como Alicante Bouschet, procedente del cruce de Petit Boughet con Garnacha Tinta. Se cultiva especialmente en las Denominaciones de Origen de Castilla La Mancha (D.O. Almansa) y la Comunidad Valenciana. Además está autorizada en Aragón, Cataluña, Murcia, Extremadura, Galicia y Castilla y León.