LA DESTILACIÓN DEL VINO

LA DESTILACIÓN DEL VINO

La destilación es un procedimiento muy conocido y con el que se obtienen diversas bebidas alcohólicas y que se utiliza para concentrar los líquidos. Este método sigue realizándose de manera tradicional en Europa y América, donde estos alambiques gozan de gran reputación, aunque las técnicas modernas también son utilizadas.
La destilación es un proceso sencillo pero que toma su tiempo, ya que el líquido alcohólico se calienta a temperaturas controladas y evapora. El vapor viaja por el alambique y se condensa, luego se recoge y se obtienen una bebida de mayor grado alcohólico.
En el caso de la destilación del vino, después de este proceso se obtiene lo que conocemos como Brandy o Cognac.

Proceso de destilación del vino
El vino se lleva al alambique, se calienta la caldera a temperaturas medias o altas que son controladas. En los alambiques tradicionales se utiliza leña para prender el fuego, una práctica que se convertido en muy popular y reconocida.
El vino se calienta y se va evaporando, esos vapores salen a través de un tuvo angular para viajar por un sistema helicoidal sumergido en una tina de agua fría. Esto ayuda a la condensación de los vapores que, al convertirse en líquido, se licuan y se obtiene el vino destilado.

Vino destilado: Brandy y Cognac
De la destilación del vino se obtiene el Brandy (también se logra con la destilación de otros jugos de fruta fermentados, aunque el de uva es el más popular). Esta bebida alcohólica contiene entre 36 y 60 por ciento de alcohol. El nombre de Brandy significa vino quemado ya que hace referencia al proceso de destilación del vino para obtener esta bebida.
Por otro lado, el Cognac es un tipo de Brandy que se elaboró por primera vez en el año 1500, en la región de Cognac, en Francia. Esta bebida alcohólica inicia como vino blanco, luego se comienza el proceso destilación, mismo que fue descrito anteriormente.
El Cognac cuenta con doble proceso de destilación para después almacenarse en barricas de roble. Durante este proceso de envejecimiento, la bebida destilada pierde su volumen y el contenido alcohólico que había ganado en la destilación se reduce.
Al colocarlo en botellas, el proceso de envejecimiento (que dura cerca de 10 años) se detiene y se obtiene una bebida originaria del sur de Paris.

Espero que este artículo te haya servido para saber más sobre los productos de la destilación de vino. ¿Has probado tragos con brandy? ¿Ya disfrutaste de una buena copa de cognac?