VALLE DE COLCHAGUA

VALLE DE COLCHAGUA

El Valle de Colchagua es uno de los destinos turísticos de primera clase en el mundo. Conocido por sus hermosas colinas plantadas con viñedos, centenarias parras, encantadoras haciendas, modernas y tecnológicas bodegas que embellecen el paisaje.


Descripción
Ubicada aproximadamente a unos 150 kilómetros al sur de Santiago. La ciudad principal de este territorio es su capital San Fernando, destaca también la ciudad de Santa Cruz. Cálido y naturalmente seco, pero con abundante agua proporcionada por el río Tinguiririca, Colchagua es un angosto valle agrícola que comienza a los pies de los Andes y se extiende en dirección oeste hasta el Océano Pacífico.

El nombre Valle de Colchagua es una denominación de origen chilena para vinos procedentes de la zona geográfica homónima que se ajusten a los requisitos establecidos por el Decreto de Agricultura nº 464 de 14 de diciembre de 1994, que establece la zonificación vitícola del país y fija las normas para su utilización como denominaciones de origen.

Este Valle ha tenido desde siempre una actividad netamente agrícola. El maravilloso clima con que cuenta, el uso de tecnología de vanguardia, y la incansable creatividad del hombre, han permitido a la industria vitivinícola un impresionante desarrollo, con una producción de vinos que ha alcanzado los mejores estándares mundiales.

La sumatoria de características geográficas generan microclimas únicos e ideales para la producción de diferentes variedades: Cabernet Sauvignon, Merlot, Carmenere, Malbec, Syrah son sólo algunas, lo que hoy en día se ve reflejado en la alta calidad de sus vinos, premiados a través de importantes galardones a nivel internacional y reconocidos en prestigiosas revistas y publicaciones especializadas en la industria del vino.


Turismo
La mayor parte de las atracciones turísticas del valle están centradas en la actividad vitivinícola. La «Ruta del vino de Colchagua» forma parte de las «Rutas del vino chileno», una serie de rutas turísticas por los principales viñedos del país. Por esta ruta pasa el Tren del Vino, una locomotora a vapor con cuatro vagones de primera clase conservados en el estilo clásico, donde se puede hacer el recorrido por las distintas bodegas de vino y degustaciones.


El sitio estadounidense sobre viajes y turismo Fodor's, ubicó a los valles vitivinícolas de Chile dentro de los 11 mejores destinos del mundo para celebrar una luna de miel en 2015.