VINOS EN LA PAMPA

VINOS EN LA PAMPA

¿Vinos en La Pampa? Ésa era la pregunta que nos hacían en 2001, cuando comenzamos a trabajar sobre el potencial inexplorado que había en el suelo de la región del Alto Valle del Rio Colorado, en la parte norte de la Patagonia. Nuestra visión original fue sustentada por un calificado grupo de expertos con el mismo espíritu pionero. Nos instalamos en 25 de Mayo, rincón sudoeste de la provincia de La Pampa. Después de sentir e interpretar ese paisaje único y desafiante, plantamos las primeras vides de Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Syrah y Chardonnay.
 
En 2003 se agregaron los varietales Malbec, Pinot Noir, Sauvignon Blanc y Viognier, llevando la viña a una superficie total de 140 hectáreas. Se trajeron barricas de roble de Francia y Estados Unidos y se recicló una instalación ya existente de 2500 metros cuadrados para dedicarla a la elaboración y el almacenamiento. Su capacidad de molienda ronda los 1.5 millones de kilos.

Hoy, más de diez años después de la primera cosecha allá por el 2004, Bodega del Desierto continúa superando con orgullo sus propias expectativas sobre la vitivinicultura austral. Cada año que pasa el desierto patagónico ofrece su inagotable generosidad revelando secretos nuevos e inesperados que se transforman en aromas seductores y sabores cautivantes.
 
El Viñedo
Con mucho cuerpo y una personalidad arrolladora, nuestros vinos obtienen sus perfiles distintivos del terruño que se encuentra en la región patagónica del Alto Valle del Río Colorado.

Cada vez que los probamos podemos notar esos matices que dan origen al carácter de las uvas: un suelo árido y aluvional, rico en minerales que, junto con la combinación poderosa e interminable de sol y viento, nos permite poner en la botella un producto nuevo, singular y diferente.

Estamos convencidos de que los mismos elementos que hacen de la vitivinicultura en La Pampa un desafío, son de hecho esenciales para la complejidad y el carácter superior de nuestros vinos.
 
Nuestra colección:
Volcamos en cada una de las botellas que producimos —desde nuestros tintos con mucho cuerpo hasta las nítidas notas minerales de nuestros blancos —todo nuestro conocimiento y experiencia.

Tecnología de punta, pasión e ingenio, aseguran que nuestros vinos encarnen una marca única.

El resultado final —vinos con perfiles complejos e integrados que reflejan la belleza del lugar que los ve nacer.

Desierto 25 —Un lujo para todos los días. Vinos diseñados para llevar algo amigable y rico a tu ‘día a día’.

Desierto Pampa —Refinado y a la vez franco, genuino, fiel a su estirpe patagónica. Sutil, con matices, lleno de carácter y personalidad.

Pampa Mia —Vivaz, juvenil, audaz y siendo un poco atrevidos —sensual. Espléndida combinación de notas que se integran en una línea tan sofisticada como divertida.